Vanesa Karuth y Rocío Orona, ambas del Club Luján, nos dejaron sus vivencias y sensaciones de este maravilloso deporte. Por un lado, la experimentada defensora y capitana del equipo, por el otro, la juventud y revelación de las lujaneras. 

Por: Aylen Zangara / Lara Gallo

«El fútbol femenino llegó para exigir mejoras en los clubes»

Vanesa Krauth es la capitana del equipo del Club Luján, desde chica supo que su pasión era el fútbol, pero por las trabas impuestas desde la sociedad no pudo comenzar a practicarlo, por lo que decidió centrarse en el tenis. Luego de varios torneos recreativos de fútbol con amigas, persiguió su sueño y quedó en el club.

Empezó a jugar para Luján en un torneo de la AFA, en cancha de 11, con el presentimiento de que todo sería diferente. Un fútbol mucho más competitivo, con mayores responsabilidades, mayor exigencia, más entrenamiento y más dedicación.

Su posición dentro de la cancha se basa en la defensa, es central por derecha o izquierda, en el cual recibe un proceso de aprendizaje que rescata en el día a día. Se luce por leer la trayectoria de la pelota, cortar y cerrar los pases es una de las cosas que mejor le sale. «Se vive una situación a nivel económica complicada, no solo en el fútbol sino en todos los deportes competitivos, con todo lo que conlleva, la búsqueda de sponsors, cuotas, pero siempre buscan la manera a través de rifas y actividades solventar sus gastos”, destacó la experimentada defensora de 40 años.

Foto: Gentileza Luján Fut Fem

– ¿Tuviste muchas trabas a la hora de jugar, o sentís que hoy está un poco más aceptado?
Hoy está muchísimo más aceptado que antes y eso es un paso gigantesco.

– ¿Cómo ves al fútbol femenino actualmente?
El fútbol femenino llegó para quedarse, está creciendo a pasos agigantados, va a seguir creciendo.

Siempre busca transmitir como capitana del equipo que no existen fórmulas, sino que es tan simple como entrenar duro en la semana, ser positiva, y disfrutar de jugar al fútbol. Porque ellas no solo representan a un club, o a una ciudad, representan al fútbol y están haciendo historia, abriéndole el camino a las generaciones que vienen detrás suyo.

«Nunca pensé llegar a un club de primera como Luján»

Dentro del nuevo plantel se encuentra Rocío Orona, tiene 14 años y es la revelación más joven en el del club Luján. Se destaca por su gran velocidad y por la pertenencia que demuestra dentro del campo de juego.

A pesar de pertenecer a esta época tan avanzada el problema para ellas sigue siendo el mismo, en su camino tuvo trabas por no conseguir y un lugar en el cual pueda aprender este deporte. La falta de fútbol no la detuvo, se anotó en clubes de género mixto donde jugaba junto a todos hombres.

Su principal interés es disfrutar y tener contacto con la pelota, por lo que cualquier posición de delantera, tanto por las bandas como por el centro le quedan bien.

Foto: Gentileza Prensa Fénix

Una de las fortalezas del club es el compañerismo y la pertenencia que transmiten, «me acompañan, me ayudan y me cuidan», fueron las palabras de la pequeña Rocío.

– ¿Qué cosas te gustaría modificar dentro del ámbito que te parecen injustas?
Me gustaría que le brinden mayor importancia al fútbol femenino y nos tengan más en cuenta.

Volviendo a sus raíces nombró lo importante que son los lugares que impulsan este deporte: «Veo una mejora en la actualidad, ya que hay mayor cantidad de escuelas formativas dónde pueden entrenar chicas de mi edad».

 Miércoles 11, agosto de 2021