Por quinta vez consecutiva, el Olimpique de Lyon vuelve a levantar a orejona después de ganarle a su clásico rival el Wolfsburgo por 3 a 1. En un récord de victorias, las campeonas son las dueñas de Europa.

Por: Carolina Pinto (Columnista SFF)

La final más clásica de la Champions Legue fue disputada, el primer tiempo fue todo del Lyon que con una gran actuación de Cascarino, logro convertir dos goles. A los 24’ la histórica Le Sommer y a 43’ un bombazo de la japonesa Kumangai le dieron la ventaja para ir al descanso.

La segunda mitad del partido fue para las alemanas que con cambios tácticos pudieron encontrar la pelota y poner en apuros al Lyon. Con una sólida actuación de Rolfö , quien tuvo el duelo mas interesante del partido contra la lateral Bronze, logro desbordarla y tirar un centro para la cabeza de una de las capitanas Popp para el descuento al minuto 57’.

Aunque el Wolfsburgo fue más intenso buscando el empate, sus decisiones no fueron las correctas y no eran efectivas en el ultimo cuarto de terreno. Las francesas, con su as bajo la manga, le dieron el golpe final mediante la pelota parada. La ley del ex volvió a cobrar vida, ya que la antigua jugadora del  Wolfsburgo Sara Björk convirtió el tercer gol al minuto 87’ después de un Cornell y un disparo de Le Sommer.

Con este resultado el Olympique de Lyon consagra su séptima Champions Legue de manera invicta, de las cuales 5 fueron de manera consecutiva. Un récord futbolístico que solo el Real Madrid de los años 50’ logro alcanzar. Pero es claro que el dominio de las francesas ha llegado hasta los niveles mas alto del fútbol en general, siendo un equipo ejemplar no solo para el fútbol femenino, sino que para el masculino también.

Fotos: @OL

Martes 1, septiembre de 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.