La Selección Argentina Sub-20 finalizó su participación en el sudamericano clasificatorio al Mundial de Panamá y Costa Rica. Su estadía, siendo anfitriona, fue más corta de lo deseable, es por esto por lo que deberán sobreponerse ante semejante porrazo.

Por Mauro Ferragutt (Columnista SFF)

Todo inició el miércoles 4 de marzo, en San Juan ¿El rival? Ecuador. La albiceleste ansiaba arrancar con el pie derecho, ergo, con un triunfo que establezca un envión anímico de cara a los subsiguientes encuentros. Sí, los tres puntos fueron para las anfitrionas, pero a lo que moral no había sido a lo esperado: La Tri tuvo variadas chances de igualar, y las de Carlos Borrello (DT) no reaccionaban, a excepción Ariana Álvarez (1) que se vistió de heroína bajo los tres palos. El triunfo argentino fue por 1 a 0 gracias al tanto anotado por Sophia Braun (17).

Llegado el viernes 6 de marzo, y con un descanso de 48 horas, se pugnaba, para cuantiosas personas, el “partido del grupo”. Perceptiblemente aludimos a Argentina vs. Colombia. A las 21.15 horas, se dio el chiflido inicial, y desde entonces, el cotejo estuvo signado por la rigurosidad y las llegadas de gol se transformaron en algo efímero e impensado. Al leer esto, sin rodeos, te darás cuenta o imaginaras que el cotejo cerró sin ganador por la falta clara de grito de gol. Y fue así nomás.

Argentina seguía ilusionada. Sin embargo, la carencia de gol, que tenía como causa una debilitada creación de juego, determinó en una preocupación interna. Todo esto debió haber sido discernido, y para eso hubo tiempo de sobra porque en el medio el seleccionado tuvo jornada libre y no volvió a las canchas hasta el miércoles 11 de marzo. Llegado el día, horario de siempre (21.15, para el desprevenido), las argentinas y venezolanas ya contendían. Venezuela venía como sorpresa, puntera e invicta; Argentina con incongruencias, pero con la esperanza a flor de piel. En los primeros 45 minutos, las locales se toparon con las más claras, pero la sequía se perpetraba. Todo lo contrario, en la segunda parte, las dirigidas por Borrello se vieron superadas y erráticas; tiempo rubricado en errores. Gracias a la ineficacia Vino Tinto y los palos, la Argentina igualó sin goles. Resultado útil, si analizamos el juego y si observamos la tabla de posiciones. Ahora, las anfitrionas, con una victoria, se clasificaban.

Viernes 13 de marzo. La certidumbre a flor de piel. El rival era “muy débil”, Bolivia. En la lógica, Argentina debía golear. 21.15 horas, y la pelota se mueve, te preparas, te sentas y no terminas de concentrarte que llega el gol argentino, de la mano de Brisa De Angelis (9). “Listo, partido resuelto”, decíamos internamente. El juego parecía, posterior al gol, un espejismo a los anteriores: sin claridad y pocas chances. Todo bien, pero la ventaja era de solo un gol. La primera etapa se iba, atacaba Bolivia y gol. En un estadio sin público por el Coronavirus, se escuchaba sólo la algarabía de las jugadoras colombianas en la platea principal del Estadio del Bicentenario, que con este empate se clasificaban a la siguiente fase.
Seguir relatando es hacerse mala sangre: todo finalizó igualado en uno. INCREÍBLE E INEXPLICABLE. Argentina eliminada, de local y en manos del equipo más flojo del certamen, que festejaba el punto como el logro que significó la gloria para ellas. En tanto, en las albiceleste se dilucidaban rostros de decepción y en las tribunas el júbilo en su paroxismo. Argentina afuera y Colombia dentro junto a la puntera Venezuela del Grupo A.

Reinventarse es la clave, pero hacerlo no es sencillo ni tampoco se realiza de un día para otro. Futuro hay, pero de qué te sirve un diamante en bruto si no sabes cómo llevarlo por el debido proceso para que tome su valor. Bueno, eso es Argentina hoy. El futuro es incierto, pero las acciones del presente lo moldean. Es decir, enmendemos los inconvenientes del presente para que el futuro no se vea damnificado.

Recordemos que la Fase Final del sudamericano a la que clasificaron Venezuela y  Colombia por el Grupo A, y Brasil y Uruguay por el Grupo B, fue postergada con fecha y sede a confirmar debido a la Pandemia del Coronavirus.

Resumen de la campaña Argentina:

Argentina 1 – 0 Ecuador (Gol: Sophia Braun)
Argentina 0 – 0 Colombia
Argentina 0 – 0 Venezuela
Argentina 1 – 1 Bolivia (Gol: Brisa De Angelis)

Goles a favor: 2
Goles en contra: 1
Promedio de gol x partido: 0,5
Victorias: 1
Empates: 3
Derrotas: 0
Puntos: 6
Situación: eliminada en fase de grupos

Domingo 15, marzo de 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.