Líder por naturaleza, directora técnica de “Las Pumas” y de “Deportivo Rodeo del Medio”, fútbol masculino, de la Liga Mendocina. Multicampeona con el equipo femenino, la Colo ha tenido que afrontar adversidades para llegar a ser hoy una persona reconocida en el mundo del deporte, luchando arduamente por el crecimiento y reconocimiento del fútbol.

Por: Esthepanie Estose (@sthepyestose)

¿Cómo fue qué ingresaste al mundo del fútbol? ¿Fue inculcado por alguien o fue algo que te nació a vos?

No inculcado no, para nada, desde el primer momento que veía a mi hermano jugar al fútbol, lo primero que hice fue quitarle la pelota. Tengo un hermano mayor, y los dos fuimos por el mismo camino. Ama jugar al fútbol, seguí sus pasos, pero jamás me inculcó nada.

Fuiste agarraste la pelota y dijiste “esto es lo mío”.

Si, mira fue para cuando venían los reyes, el regalo para mi hermano era la pelota y para mí las muñecas, o jueguitos de té. Imagínate que lo que menos hice fue agarrar mis regalos, lo único que quería era agarrar la pelota y jugar. Mi amor por el fútbol fue amor a primera vista, a diferencia de mis hermanas, que no les gusta. Ni siquiera les llama la atención mirar un partido.

¿Cómo llegaste a ser DT?

Es un parte de lo que uno empieza a transitar en la vida, cuando empecé a jugar a la pelota era la única nena del barrio. Lamentablemente no era bien visto eso, me pasaba lo que han sufrido todo las que han jugado en ese tiempo, discriminaciones, pero a eso lo sentía fuera del campo de juego, adentro mis compañeros me trataban como uno más. Iban a buscarme a mi casa y yo me iba a jugar con ellos, más allá de todas las discusiones y demás. A mi mama tampoco le gustaba, después se fue acostumbrando.

Arranque en un equipo de fútbol, no había muchos en mi provincia, pero bueno empecé a recorrer lugares, y ver donde puede tener la posibilidad de jugar.

Siempre me he catalogado como líder, no sólo en el fútbol, también lo era en el colegio. Sentía esa particularidad de decir, cuando deje de jugar de fútbol quiero estar del otro lado. Y un poco también para modificar mi experiencia como jugadora, no teníamos constantemente alguien que nos dirija, aconseje etc. Así que cuando tuve la posibilidad no lo dude, además mi carrera como jugadora, ya estaba terminado, y lo que más quería era el fútbol, por eso tomé la decisión de estudiar y ser directora técnica.

Tu carrera no ha sido nada fácil. ¿Tuviste que lidiar con muchos prejuicios?

La verdad que fue complicada me pasó desde chica como te decía, que por ser niña tenía que jugar con juguetes de nena, mi mamá tenía un ideal que no era el que yo quería. Después tuve la suerte de que ella lo entendió y me acompaño en todo hasta sus últimos días. Me acompañaba cuando he dirigido masculino y femenino, ella estaba ahí detrás del banco de suplentes, alentándome, fue difícil pero finalmente pudo entender lo que significaba para mí el fútbol.

Después, bancar lo que te dicen “anda a lavar los platos”,” como vas a jugar a la pelota vos”, y así situaciones complicadas, pero siempre seguí por mis sueños. No me quede con ese “no podes”, hice siempre lo que sentía.

Seguí jugando y hasta organizaba torneo, para que todas las chicas puedan jugar al fútbol. La liga mendocina no nos abría las puertas. Después de tanta lucha, hoy después de tanto sacrificio no solo estamos jugando por liga, sino que tenemos la suerte de que arrancaron las divisiones inferiores en mi provincia.

La verdad es que es muy importante esto, lo que genera el fútbol femenino rompiendo estructuras y creciendo ciertamente. Ahora ¿En qué lugar te has sentido más cómoda o cuáles son las similitudes y diferencias entre Silvana jugadora / Silvana DT?

Son procesos diferentes, pero el sentimiento es el mismo. Para dirigir siento lo mismo que cuando jugaba a la pelota. La diferencia está en lo que uno le puede transmitir a las niñas, algo que a mí no me pasó. No tuve la suerte de que pasen entrenadores por mi vida, el campo de juego fue mi escuela, el aprendizaje más puro, lo más lindo que me pasó a mí como jugadora. A todas nos ha costado, porque hablar sólo de mi seria egoísta, muchas sufrieron estos procesos, las pioneras, las que iniciaron esto, también dejaron su base y ojalá esto siga por siempre.

El proceso como jugadora me sirvió para que el fútbol femenino no cayera, y el proceso como técnica para mejorar en todo sentido. Porque a mi equipo lo quiero mejorar porque el rival me va a hacer mejorar, en mi provincia quiero mejorar para llegar a un nivel nacional y que mis jugadoras puedan recorrer a nivel nacional. Y estar a la altura de todo, estamos trabajando en eso, para que el fútbol femenino no tenga techo.

Directora Técnica de fútbol femenino y fútbol masculino. ¿Hay diferencias?

Jaja…Sí hay. Cuando dirijo fútbol femenino la presión está dentro de la cancha. En el fútbol masculino la presión está en director técnico que quiere ganar, en el jugador, y en los factores externo que es lo que más influye, la gente, el hincha, el dirigente, el contrario, el que te putea, el que te aplaude. Entonces el fútbol a veces es un poco egoísta, porque vos podes hacer 10 procesos buenos, pero cuando ese proceso te sale mal predomina más que lo que hiciste bien. Como mujer dirigiendo varones estoy todos los fines de semana rindiendo examen y me va a pasar mientras siga dirigiendo. Estoy preparada para estar, y si en algún momento me va mal estoy preparada para asumir mis errores y cuando me vaya bien voy a seguir disfrutando, pero ya no siento que tengo que estar rindiendo cuentas a nadie. Lo que tuve que rendir, ya lo hice, entonces hoy siento que tengo un caparazón. Estoy contantemente siendo autocritica evaluando mi trabajo, sino la tuviese no podría estar dirigiendo fútbol masculino. Porque como te decía si te va mal la culpa es del DT, en cambio en femenino la culpa recae en las jugadoras, porque no hicieron inferiores, etc. Pero en algún momento esto se va a equiparar, y estas diferencias van a dejar de existir, no tengo dudas de eso.

Y si hablamos de las “Pumas” ¿Cómo las definís? ¿Qué es para vos?

Es mi vida, son ellas la que me enseñaron a ser mejor persona, mejor jugadora, mejor directora técnica, y mejor ser humano porque como cualquier nena que ha transitado el fútbol, que es el deporte más popular, en el que se nota como jugadora o DT, que está la persona que tiene mayor poder adquisitivo y el de menor poder adquisitivo, todos esos procesos que uno vive te ayudan a mejorar. A mí el fútbol y las Pumas, hicieron que me perfeccionara. Y eso siempre es lo que trato de transmitir a mis planteles. Son parte de todo mi crecimiento, le debo la vida, si Las Pumas hubiesen sido un equipo masculino y yo DT varón, con la cantidad de títulos que hemos ganado, hoy estaría dirigiendo el Barcelona, el Manchester, PSG, pero como es fútbol femenino y del interior sigo en Mendoza, con mi club amado.

Pero siendo multicampeona y eso no te lo quita nadie. Y como DT ¿te consideras exigente? ¿Potencias a tus jugadores? ¿Sacas lo mejor?

Sin dudas, es la mejor parte de ser directora técnica. Uno se siente feliz cuando explota una parte de la jugadora que no fue puesta en escena en ese momento, porque yo digo esto, que a vos te traigan como DT una jugadora hecha te resuelve un montón de cosas, ahora a mí me pasa, cuando salimos campeonas el torneo último la satisfacción más grande fue, que hay 9 nenas de mi escuelita en primera división. Eso es lo que me reconforta la vida, creo que al fútbol femenino no le puedo pedir más de lo que ya me ha dado. Fue muy emotivo que la copa de mi provincia lleve mi nombre, eso me dice que algo hice bien.

¿Qué significó eso para vos?

Me enteré por los medios, y la verdad es que no podía hablar, se me cortaba la voz. Uno sabe lo que pasó, lo que padeció, las veces que me cerraron la puerta en la cara, tanto la liga, como en las canchas cuando queríamos alquilar para jugar, y así muchas cosas. Porque me decían que el fútbol era para hombres, entonces jugábamos en un predio que se llama “La Virgen” es como un parque y ahí jugábamos todo el tiempo. Fuimos el único equipo que no estaba ligado a un equipo de varones. Entonces eso también nos jugaba en contra, después de tantas idas y venidas, de tanto llorar, pelear, discutir, un montón de situaciones que el Torneo tenga mi nombre es gratificante, un premio, una caricia al alma. Hice un recorrido por todo lo que me había pasado anteriormente y dije: “wow la pucha que valió la pena”.

Persevera y triunfarás, sin dudas sos un fiel ejemplo de eso. ¿Y alguna vez pensaste dirigir en Primera División de AFA? ¿Te ves dirigiendo algún club como Boca, River o San Lorenzo?

Primera división es lo que dirijo en mi provincia, en el fútbol femenino. Si me preguntas si me veo, y si claro. Pero la ilusión mía no pasa por ir a dirigir un equipo de AFA para sentirme capacitada o la altura, siempre digo lo mismo “Dios existe, pero atiende en un sólo lugar”. Esas son las cosas que por ahí el interior sufre, porque por pergaminos o torneos, con el curriculum en la mesa, y la verdad es que condiciones tengo. Pero estoy en una provincia donde no estoy todo el tiempo expuesta, tampoco sé si sabrán quien es Silvana Villalobos afuera, por eso a los de interior nos cuesta todo un poco más. No sólo me pasa a mí sino a varias. No podría ir a jugar con mi club las Pumas a un torneo de AFA porque no estoy afiliada a un club masculino, por eso no puedo ingresar, y es totalmente injusto. Para poder entrar tengo que afiliarme a un equipo que pertenezca o participe en AFA, de lo contrario no se puede acceder. Saben en todo el resto de país, incluso en la provincia de Bs. As., quienes son las Pumas, además por las jugadoras que le aportó a la Selección Nacional por tantos años, en las juveniles y en la Mayor. Pero nadie se la juega por Las Pumas. Saben que existe un equipo del interior que desde 2004 aporta jugadoras.

Bueno aprovechando que nombraste la Selección Argentina, sería ilógico no hablar de la mendocina Estefania Banini, ¿Qué te sucede con esto de que no es convocada por el nuevo DT?

Es más de lo mismo… A ver como director técnico, no lo conozco, se dónde ha dirigido, en la UAI, no sé cuántos años le toca estar. Pero cuando vos tenes una jugadora como Banini, no podes no convocarla.

Bueno Silvina, durante tu amplia trayectoria seguro te han pasado un montón de cosas, pero ¿te queda algo pendiente? ¿Algún sueño por concretar? ¿Sería dirigir la selección?

El único sueño que tengo es dirigir la selección, pero bueno a esto no le veo salida. Seguiré trabajando por el fútbol femenino. Ese va a seguir siendo mi propósito. Me llamen o no, voy a seguir trabajando siempre. Creo que Dios va a seguir mirando.

Ahora vamos con una pregunta difícil ¿Cómo definirías al fútbol en pocas palabras o en una frase?

Vida, no tengo otra palabra para definirlo. Vivo por y para el fútbol, muchas veces me cuestioné un montón de cosas que dejé de hacer para dedicarle mi tiempo a este deporte, más de la mitad de mi día. Por ejemplo, de haber sido mamá, pero cuando me cuestiono estas cosas, me lo respondo cuando llego a mi casa y pongo la cabeza en la almohada, es ese momento cuando reflexiono, y me siento llena, porque el fútbol me ha dado hijos, me ha dado vida, desde que me levanto hasta que me acuesto en lo único que pienso es en jugar, dirigir, planificar, mejorar, existir y dejar un legado. Es raro lo que te cuento, pero me ha pasado dejar gente preparada para cuando yo no esté, dejar mis raíces, si Silvana no está más, la gente que se queda va a seguir el mismo camino, y quizás mucho mejor, no menor.

¡Qué lindo mensaje! Sin dudas como decíamos anteriormente te armaste de una gran coraza, debido a todo lo qué has vivido, prejuicios, discriminaciones y demás. Has logrado romper mandatos, estructuras en una sociedad donde aún prima el machismo. Pero has sabido lidiar con eso, lo llevas muy bien. Ahora que mensaje les darías a esas chicas que quieren incursionar en el deporte ya sea como jugadora, técnica, dirigente o periodista. ¿Qué les dirías a ellas?

Que lo hagan. No hay nadie en la vida que te ponga límites, a los límites los ponemos nosotras. La mujer está preparada para cualquier batalla, está preparada para el dolor, para bajar la cabeza, pero también para levantarla y pelear. Si tenés un objetivo, ilusión, y si vez una pequeña luz, tenes que ir en busca de ella. No tenes que quedarte en el camino sin haberlo intentando. En la vida hay que intentar hacer lo que uno sienta, y aplica para todo, si sentís ser periodista, jugadora, técnica lo que sea, tenes que hacerlo.

Bueno ha sido un placer poder hablar contigo, no dejes nunca de hacer lo que haces, seguí fomentando esto. Y que las nuevas generaciones no tengan que lidiar o debatir sobre esto. Gracias a vos por tu lucha, por haber roto estructuras machistas. Y para que el Fútbol femenino no tenga techo.

Gracias a vos, a los medios, porque necesitamos esta difusión y visibilizacion porque sin dudas a llevado al crecimiento, más allá de todo lo que uno ha hecho, si ustedes no lo hubiesen transmitido al resto del universo esto habría quedado acá, uno contando su historia en su lugarcito, y esta difusión sirve para todo. Siempre estoy disponible para transmitir lo que siento. No hay nada más lindo que el fútbol, la pelota es sinónimo de vida.

Fotos: Gentileza Tomás Nocetti, Prensa Silvana Villalobos.

Viernes 3, diciembre de 2021