La joven delantera de Lima FC, Mariam Ludmila Chávez, comentó como está atravesando este momento de la pandemia e hizo un repaso de su vida, del fútbol y de su actual club.

Por: Micaela Ríos (Columnista SFF)

La baradense Chávez, de tan solo 18 años, pasa sus días en su ciudad natal, Lima, estudiando y entrenando en su casa. Extraña al fútbol, los entrenamientos que compartía con sus compañeras y los partidos por los porotos de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Mariam recordó, sus comienzos en este deporte y comentó: “Empecé a jugar a los 7 años, pateaba la pelota en algún potrero o calle de mi pueblo. Llegué a Lima FC en el 2017 y me identifique mucho con el club». Actualmente y antes de la pandemia, el elenco albinegro estaba peleando por no descender en la Zona Permanencia de la Primera División B.

Chávez, como la mayoría que las jugadoras de esta categoría, sueña con llegar a la primera división y su ídolo es el delantero Sebastián Villa, jugador de Boca, y que además juega en su misma posición. Mariam reconoció el gran apoyo que recibe de su familia en todo sus momentos, y a la vez resalta: “La que siempre está es mi mamá”.

Para concluir la delantera derecha, expresó que nunca sintió discriminación dentro ni fuera de la cancha. Al contrario, y por parte de su rival, recordó que siempre hubo y hay compañerismo. Mariam Chávez, no se achica, es pura juventud, y nada ni nadie va a quebrar el sentimiento y amor por la pelota. Mientras, tanto hay que tener paciencia y esperar a que llegue el momento indicado para saltar al campo de juego.

Jueves 14, mayo de 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.