Suena a título de novela o de una historia de hace 200 años, pero no, la realidad nos invade y nos da otra bofetada con una noticia que no queríamos volver a escuchar. Real Pilar FC se retira del campeonato de la Asociación del Fútbol Argentino.

Parece que en el partido de Pilar el fútbol femenino es mala palabra. A mediados del año pasado, Atlético Pilar dio de baja la actividad y justo un año después, Real Pilar FC se suma a la pérdida de la disciplina. Sí, en pleno crecimiento y desarrollo del fútbol femenino, está joven institución, fundada en febrero de 2017, decide meter un freno abrupto, y dejar a un grupo de jóvenes jugadoras con un gran futuro y al cuerpo técnico, con las manos vacías.

Siempre fueron protagonistas, jugaron finales en sus dos temporadas en AFA, se potenciaron y disfrutaron cada partido como el último, sin pedir nada a cambio. La dirigencia aduce problemas económicos para sostener la disciplina y bueno, el hilo se corta por lo más delgado. Nos invade una profunda tristeza y bronca por semejante atropello hacia un grupo de jugadoras, que se mataban y defendían la camiseta con enjundia y pasión. La guardia siempre en alto, a no bajar los brazos, el fútbol da revancha.

«Saben como soy, perfil bajo y laburo. Quizá perjudíque mi forma de ser, pero no voy a cambiar. Nadie nunca dio la cara. Nosotros esperábamos una reunión para arrancar y me avisan ayer que decidieron no seguir. Me duele porque no es la manera que le enseñamos a nuestras jugadoras, acá inculcamos valores fundamentales y lo que pasó es una falta de respeto total a las chicas. Jamás se acercó nadie para agradecerles el esfuerzo de tantos años» (Roque Benítez, Director Técnico)

Viernes 26, julio de 2019

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.