La crisis del coronavirus terminó obligando a la UEFA a aplazar para 2022 la Eurocopa que estaba programada para 2021. El argumento principal es que el ente europeo pretende que el certamen continental femenino no se superponga con el masculino, el cual se llevará a cabo en 2021 (estaba previsto para 2020, pero la pandemia no lo permitió).

Por: Mauro Ferragutt (Columnista SFF)

Todo está estipulado para que la Eurocopa se jugará en 2021; se suponía que no surgiría ningún cambio ya que para ese entonces se cree que la pandemia estaría controlada por las diferentes naciones. Sin embargo, la en la reunión de Comité Ejecutivo por videoconferencia de este jueves se dispuso que la competencia magna del viejo continente se posponga para los días del 6 al 31 de julio de 2022.

«Hemos considerado cuidadosamente todas las opciones, con nuestro compromiso con el crecimiento del fútbol femenino en nuestro pensamiento. Al trasladar el Campeonato de Europa Femenino de la UEFA al año siguiente nos aseguramos que nuestra competición femenina insignia sea el único gran torneo de fútbol del verano, dándole el protagonismo que se merece», vociferó el presidente de la Unión de Asociaciones del Fútbol Europeo, Aleksander Čeferin. 

Una de las cosas que no sufrió ningún tipo de modificación, fue el país que organizará el certamen: Inglaterra. Asimismo, se cree que las sedes (estadios) tampoco serán modificados, sin embargo, eso no es seguro hasta el momento por la cantidad de tiempo que resta.

Una de la principales consecuencias, por no decir que es la trascendental, que obligó al ente europeo a posponer la fecha del torneo, es la modificación que también sufrió el mismo torneo pero del sector masculino: el mismo estaba estipulado para este año, pero eso es cuasi-imposible, por lo tanto, el 17 de marzo la UEFA anunció el retardo de la Eurocopa Masculina para 2021. Como bien dijo el presidente esloveno de la UEFA, el deseo principal en no interponer a las dos divisiones, es así que se optó por ‘patear’ un año la Eurocopa Femenina.

La persona responsable del fútbol femenino en Europa, Nadine Kessler ofreció más argumentos en defensa de la reprogramación: «La cuestión central que nos guiaba junto a la federación inglesa era: ¿Qué es lo mejor para el fútbol femenino? Ahora que se ha confirmado que los Juegos Olímpicos se celebrarán en 2021, creemos firmemente que el paso a 2022 es lo mejor para el torneo, para las jugadoras, para los aficionados, los patrocinadores del fútbol femenino y para todos los que participan en las diferentes áreas y en todos los niveles del fútbol. El Campeonato de Europa Femenino de la UEFA es el mayor evento deportivo femenino de Europa. También es uno de los mayores eventos deportivos del mundo, y por lo tanto necesita y merece una plataforma propia».

Además, la ex jugadora alemana también comentó que esta decisión obliga a los organizadores, ergo, Inglaterra y la UEFA, a ejercer un impecable papel con el el objetivo de crear un espectáculo para el mundo: «Esta decisión nos pone en posición de ofrecer un torneo que atrae la atención mundial, maximiza la cobertura mediática y aumenta la asistencia a los estadios, y por lo tanto nos ayuda a cumplir nuestro objetivo principal de inspirar a la próxima generación de futbolistas».

Por último, cabe destacar, que los detalles específicos a días y horarios serán anunciados por la UEFA y por Solo Fútbol Femenino en su debido tiempo, al igual que otra modificación o imprevisto que surja.

Fuente y Fotos: Gentileza www.uefa.com

Lunes 27, abril de 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.