Con argumentos sanitarios, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) tomó la decisión de que todas las divisiones, Primera División A, B y C, concluyan tal y como estaban, a pesar de haber estado recién entrando en la recta final.

Por: Mauro Ferragutt (Columnista SFF)

El fútbol llegó a su fin, pero no como todos queríamos. La Pandemia del COVID-19 obligó a las autoridades a suspender los certámenes de la A, B y C. Para peor, se confirmó que los tres torneos no concluyeran y quedaran tal y como estaban previo al párate.

“La finalización o la no disputa de la Temporada 2019/20” de las disciplinas anteriormente nombradas, había comunicado la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) en su boletín número 5771. Además, se determinó que los descensos queden sin efecto, al contrario, se establecerá más adelante dos ascensos por categoría: 2 de la C a la B; 2 de la B a la A.

Primera División A (Torneo Rexona):

La Zona Clasificatoria estaba llegando a su fin. Ya teníamos siete de los ocho clasificados a la Zona Campeonato. Boca Junior, UAI Urquiza, San Lorenzo de Almagro, River Plate, Independiente, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Racing Club y sólo restaba uno. Era Lanús o Rosario Central: uno se sumaba a los anteriormente nombrados y el otro a pelear por no descender junto a Villa San Carlos, El Porvenir, Huracán, Defensores de Belgrano, Excursionistas, Social Atlético Televisión, Platense y Estudiantes de La Plata. Pero el coronavirus no lo permitió.

Finalmente, todo quedara como si el torneo no se hubiese jugado, a excepción de un grandísimo detalle que alegra al mundo Xeneixe: como el elenco que finalizaba primero en la Zona Campeonato, es decir, quien se hacía con el título, clasifica a la Copa CONMEBOL Libertadores como único representante argentino. Al no suceder esto, la AFA tomó la decisión de otorgarle ese lujo a Boca Juniors, por concluir en primer lugar la Zona Clasificatoria. No obstante, a ningún elenco se lo consagró como Campeón. Conjuntamente, todos los combinados se mantendrán en la división, ergo, no habrá descenso.

Como dato de color, para ambientar este desdichado final, Mariana Larroquette (UAI Urquiza) cerró el Torneo Rexona como la goleadora con un total de 25 gritos. Seguida por Érica Lonigro (Rosario Central) con 17 tantos y Andrea Susana Ojeda (Boca Juniors) y Macarena Sánchez (San Lorenzo de Almagro) con 16 goles.

Foto: Gentileza @BocaJrsOficial

Primera División B:

Por su parte, esta división ya había consumado la Zona Clasificatoria, más aún, ya se estaban disputando la Zona Campeonato y la Zona Permanencia, con sus respectivos clasificados.

Ferro Carril Oeste, Estudiantes de Buenos Aires, Puerto Nuevo, Sarmiento de Junín, Defensa y Justicia, All Boys, Banfield, Deportivo Español, Comunicaciones y Argentinos Juniors fueron los elencos que se clasificaron para pelear por los dos ascensos, que en la actualidad quedaron en suspenso. La AFA quiere que se diriman en la cancha, pero hasta el momento es una situación complicada.

La pelea por el descenso desapareció, ya que sabemos que los descensos fueron eliminados. Es así por lo que Argentino de Quilmes, Deportivo Armenio, Camioneros, Luján, Atlanta, Atlas, Deportivo Merlo, Lima FC, Almirante Brown, Deportivo Morón, Liniers y Argentinos de Rosario se alivian del calvario que genera dicha contienda por no caer de categoría.

Con 34 goles, Laura Romero (Deportivo Español) y Sofia D´Ambrioso (Sarmiento de Junín) fueron las máximas artilleras del torneo. Un poco más abajo, con 24 gritos, estaba Jimena Romeo (All Boys).

Foto: Gentileza Roberto Perez

Primera División C:

La última división de este apasionante futbol argentino, la C, se hallaba rodando ya la segunda rueda, pero también fue frenada. En lo más alto estaba Tigre con 50 puntos y era seguido por Vélez Sarsfield y Argentino de Merlo con 45 y 40 puntos, respectivamente. Más abajo, lo proseguían: San Miguel, Ituzaingó, Cañuelas FC, Sportivo Italiano, Chacarita Juniors, Trocha de Mercedes, Talleres de Remedios de Escalada, Villas Unidas, Nueva Chicago, San Martín de Burzaco, Claypole, Fénix (que dejó el certamen por otras cuestiones) y Country de Canning.

En este también hay que definir cuáles serán los dos equipos ascendidos a la Primera B, y al igual que las otras categorías no habrá campeón.

Por último, cabe destacar que Daiana Castillo (Argentino de Merlo) finalizó la competencia como la máxima goleadora con 18 anotaciones. En tanto, Rosario Castro (Vélez Sarsfield) y Marianela Luque (Ituzaingó) la siguieron por debajo con 16 y 14 goles, respectivamente.

Foto: Gentileza @catigreoficial

Viernes 8, mayo de 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.