Mariana De Almeida y Daiana Milone quedaron en la historia del fútbol sudamericano por ser las primeras árbitras, y argentinas, en la Copa Libertadores (masculina). Ambas fueron designadas a sus partidos a consecuencias de casos de Covid-19 en la terna preelegida. Dichos encuentros se jugarán mañana, jueves 17 de septiembre.

Por: Mauro Ferragutt (Columnista SFF)

Ante una serie de casos positivos en la terna brasileña (Anderson Daronco como principal, Fabricio Vilarinho, Rafael Alves como asistentes y Bruno Arleu como cuarto árbitro) elegida para impartir justicia en el partido de Racing Club y Nacional de Uruguay, la Comisión de Árbitros de la Conmebol se vio obligado a seguir lo escrito en su protocolo: ante estos hechos, se debe designar a jueces que residan en el país anfitrión del partido para reemplazar a los que dan positivos de coronavirus.

Y así Mariana De Almeida y Daiana Milone, con muy buen ojo, fueron elegidas para reemplazar a sus pares infectados de Covid-19. Cabe destacar, que para no generar una terna 100% argentina, la Conmebol decidió transferir dos jueces del partido de Defensa y Justicia y Delfín por dos argentinos, quedando Milone intrincada en este cambio junto a Nicolás Lamolina que fue cuarto árbitro. Roberto Tobar, principal, y Claudio Ríos, asistente, completaron la terna arbitral.

De Almeida, por su parte, se quedó en Avellaneda juntó a Fernando Echenique (cuarto árbitro). En tanto, Cristián Vargas, quien iba a ser asistente 2 en Defensa y Justicia-Delfín, fue el árbitro principal en Avellaneda y Christian Schiemann, que iba a ser el cuarto juez en Florencio Varela, fue el asistente 1.

Quien quedó en la historia como la primera jueza de línea mujer en un partido de la Copa Libertadores fue Mariana De Almeida porque su encuentro se riñó a las 17, dos horas antes que el de Milone en Florencio Varela.

Por su parte, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio Tapia, felicitó a ambas en su cuenta de Twitter, y sentenció diciendo que es “merecido este reconocimiento, que enorgullece y nos marca el buen camino en la inclusión e igual en el arbitraje argentino”.

Mariana De Almeida, que quedará en los libros de historia, es una ex periodista del Diario deportivo Olé que incursionó en la profesión de juez de línea cuando todavía estudiaba periodismo. En el año 2008, tras dos años de estudio, logró Mariana bautizarse oficialmente como árbitra FIFA. Así siguió escribiendo su historia, participando en Mundiales y en los Juegos Olímpicos del 2016. Además, logró debutar el 6 de noviembre de 2017 en un partido de primera división de la sección masculina: en el encuentro entre Patronato y Newell´s Old Boys.

Daiana Milone, en cambio, aterrizó en esta profesión gracias a su padre. En palabras de ella, “fue el profesionalismo de mi papá que me llevo a compartir la misma dedicación y devoción por este deporte”. Y ese pensamiento de Milone lentamente se comenzó a volver realidad escalonadamente, dirigiendo terrenos difíciles como son la D, C, B metropolitana, B nacional, Juveniles y Reserva. También trabajó en el mundial femenino Sub17 del año 2016. En primera división masculina logró debutar el 26 de noviembre de 2017 en el juego entre Belgrano de Córdoba y Gimnasia y Esgrima de La Plata.

De esta manera, estas dos mujeres marcaron un hito; un antes y después. Mostraron sus grandiosas capacidades en los respectivos partidos de la apasionante Copa Libertadores. Dos argentinas que escribieron SU historia -quedando en LA historia- a fuerza de una dura labor de más de 10 años.

Miércoles 16, septiembre de 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.