En esta oportunidad «Sólo Fútbol Femenino» conversó con la mediocampista y referente de San Miguel, recientemente ascendido a la Primera B. Una historia de lucha y pasión. Puro potrero desparramado en los campos de juego.

Por: Antonella Ceci (@ceci_anto13)

De pequeña, Estela Gómez, comenzó a patear la pelota rodeada de varones “cuando iba a ver a mis hermanos jugar, llegaba a la cancha y lo primero que buscaba era la pelota para jugar”. Sin embargo, tiene una infausta historia familiar relacionada al balompié que provocó que a sus seres queridos no le agrade la idea de ser futbolista “al principio no tuve su apoyo, después fueron estando. A mi mamá no le gustaba la idea ya que mi papá falleció jugando al fútbol, pero luego entendió que era lo que amo, aunque me había visto jugar 2 partidos y solo de fútbol 5”.

Foto: Gentileza @gianella_tiscornia

Su primera experiencia dentro del fútbol 11 fue en San Miguel, pero, anteriormente, se destacaba en el futsal. A su llegada al conjunto verde la definió como “rara porque era la primera vez que me iba a probar, pero me supe acomodar rápido gracias a mis compañeras”. Además aseguró que su posición preferida es “en la que estoy ahora, volante interno”.

La mediocampista argentina se animó a adentrarse en el baúl de los recuerdos “Tengo muchos. Si tengo que elegir uno me quedo con el más reciente: cuando ascendimos con San Miguel, al llegar al club, estaba mi mamá y mis dos hermanos esperándonos y alentando; fue como que ya no necesitaba nada, ya era más que feliz”. Lamentablemente, dentro de las remembranzas de casi todas las jugadores, se halla el machismo “lo sufrí y todavía lo sufro, por suerte no como antes”.

Foto: Facebook Personal

El año pasado, el deporte se puso en pausa producto de la pandemia de COVID-19 y los atletas se enfrentaron a un gran desafío como es el de entrenar dentro de sus casas “se me hizo muy difícil, a veces me conectaba al Zoom que hacían, pero muy pocas veces. Sinceramente no entrené mucho en la cuarentena”.

Si bien perdieron la final con Vélez, consiguieron el tan anhelado ascenso “Para todos dimos el batacazo, creo que nadie esperaba que San Miguel ascendiera. Nosotras sabíamos que podíamos, hicimos un buen torneo y en la tabla no habíamos quedado tan mal. Entonces, sabíamos que había posibilidades de todo y el fútbol es así de sorprendente. Hicimos un gran sacrificio antes y después de la cuarentena, pasamos por muchas cosas buenas y malas, nadie nos regaló nada. En la Semifinal hicimos un buen partido, sacando que en los penales es suerte. Después en la final, Vélez fue un justo campeón, fue superior a nosotras, uno siempre quiere ganar, pero nosotras ya estábamos más tranquilas porque el objetivo ya lo habíamos logrado”.

Foto: Facebook Personal

Para continuar, Estela habló cerca de los objetivos del equipo “el primero ya se logró. Ahora vamos por lo que se viene y tratar de dar lo mejor para hacer una buena temporada en la B”. En cuanto a sus sueños personales afirmó que “jugar en la Selección Argentina; lo veo muy lejos, pero no imposible”.

La futbolista, de 28 años, les dejó un mensaje a las niñas y jóvenes que desean practicar esta actividad en un futuro “sigan luchando y creciendo que ahora no es como antes. Ahora, el fútbol femenino está creciendo, aprovechen eso y entrenen mucho”.

Foto: Facebook Personal

Lunes 11, enero de 2021