En Paraguay se llevó a cabo una nueva edición de la Copa América de Fútsal 2019. Días llenos de goles y de fútbol concluyeron con el levantamiento del trofeo por parte de Brasil, una costumbre ya que todos los certámenes que disputó, fue primero.

Quien tuvo, por así decirlo, el lujo de caer en la final ante la potencia brasileña fue ni más ni menos que el seleccionado argentino, quien ya lo había padecido en el año 2011, donde cayó por 8 a 1 en la final que se disputó en Maracay, Venezuela. Ocho años después se volvieron a ver las caras.

Foto: Gentileza AFA

El elenco argentino, dirigido tácticamente por Nicolás Noriega, conformó el grupo B junto a Brasil, Ecuador, Uruguay y Chile. El debut de la Argentina fue ante el combinado ecuatoriano y fue goleada para la albiceleste por 9 a 0.

Posteriormente, en la segunda jornada, Argentina enfrentó a Chile y, como lo hizo con Ecuador, le ganó, pero esta vez fue por 4 a 0 y de esta manera iba demostrando poco a poco el alto nivel futbolístico del elenco argentino.

La chapa de candidato para clasificarse a la final, el equipo de Noriega la sacó recién en el cotejo que traigo a colación: la victoria por 2 a 1 ante Uruguay le dio a Argentina la clasificación a las semifinales de este magno torneo sudamericano.

Foto: Gentileza AFA

El cierre de grupo fue ante Brasil; un estilo de premonición a lo que iba a llegar a pasar días después. Argentina cayó por 5 a 2 frente al elenco brasileño y cerró el grupo B en segundo lugar, estando obligado a enfrentar al local, Paraguay, primer clasificado del grupo A.

Como dije en el párrafo anterior, Argentina y Paraguay fueron protagonistas de una de las semifinales de la Copa América 2019. En un gran partido, el elenco albiceleste se llevó la victoria por 4 a 2, así clasificándose por segunda vez en su historia a la final de la competencia de marras. Para describir y significar más concretamente la clasificación al último partido del torneo, que mejor que transcribir lo dicho por el entrenador: “Estoy muy feliz y orgulloso por ellas. Fue un año difícil, con mucho trabajo y las chicas entrenaron mucho, por amor a la camiseta y al futsal, se merecían la clasificación porque estas chicas hacen todo con el corazón”.

Foto: Gentileza AFA

El viernes 20 de diciembre tuvimos la gran final. Nuevamente se veían las caras Argentina y Brasil, que venía de golear a por 6 a 1 a Colombia en la semifinal. El equipo albiceleste luchó hasta el final, pero no pudo ante una potencia como Brasil que ganó por 4 a 1, así llevándose por sexta vez la competencia sudamericana.

De esta manera, con un subcampeonato Argentina cerró un gran torneo. “Estamos muy contentas por cómo jugamos el torneo», declaró Agostina Chiesa una vez finalizado el torneo. Esto, fue complementado con los dichos de Delfina Fernández: «Quizás ahora no valoramos el segundo puesto conseguido, pero con el correr de los días vamos a valorar todo lo que hicimos en el torneo».

Sábado 21, diciembre de 2019