El plantel femenino de fútbol de Belgrano, se consagró campeón del certamen por cuarta vez consecutiva. Luego de ganarle a Chaco, Morteros y Las Flores, logró su pase a la final donde se tomó revancha del empate en cero (obtenido en instancia de zona) contra Racing de Nueva Italia. Las piratas ganaron, con un contundente 4 a 1 en el partido decisivo.

Por: Mariela Martínez (www.cabfutfem.blogspot.com)

                          

El clima fue un jugador más durante los 3 días, pero no pudo estropear la competencia. Como consecuencia de las lluvias, el campo de juego se prestó a un desarrollo desgastante, improlijo y a que les cometan muchas faltas a las celestes: una por el estado del suelo y otra por las dimensiones de alguna de las canchas que invitaban al roce. Eso sin contar la floja actuación del árbitro que a veces, no las seguía de cerca.
Todas contra una. Así pasa cada vez, que alguna jugadora del celeste tiene la pelota. Las contrarias se amontonan, las rodean y entran a no dejarlas jugar. Buena estrategia, para que la derrota no sea peor. Pero lo mismo las sacan a pasear, a puros amagues las van dejando atrás en el camino. Tarde o temprano, fallan y les cuesta caro.
Lo que caracteriza a Belgrano es su constante voluntad de buen juego y eso complica al rival.
En el primer partido Racing se dedicó a defender, meterse atrás y desequilibrar. No dejó que Belgrano hiciera lo suyo. Las llegadas al arco, eran de pelota parada. Fue un partido ida y vuelta donde nadie se adueñaba de la pelota, porque siempre era dividida. Belgrano jugando mal en general, se parecía a Racing y por eso igualó.
Para destacar, fue la arquera: Una gigante, sobre todo sobre el final. Llega para cubrir dos remates fruto de pelotazos que por distracción, la dejan mano a mano. Su mejor reacción, fue que nunca dudó y eso dio confianza al equipo.
Frente a esta situación, hubo que cambiar de esquema. Decisión Inteligente para la instancia definitiva y ahora, Racing no pudo hacer nada para frenar la merecida goleada. Varias modificaciones se produjeron en el planteamiento, para evitar malos ratos innecesarios. A demás, los cambios que llegaron desde el banco durante la disputa, siempre funcionaron.
Con tiempos de 20 minutos, en el último choque, buenas sociedades sirvieron para abrir el marcador en el momento oportuno. Los desbordes en ataque por la banda derecha fueron determinantes, porque de ahí fue desde donde partieron los centros. Aprovecharon todas las líneas, lo que sirvió para crear numerosas situaciones de riesgo. Esto en un momento se tornó imparable.
En la definición de la copa, al término de la primera etapa, ya las piratas llevaban 3 goles de ventaja. La segunda parte sumó un gol de penal para Racing y el 4 a 1 que sentenció el resultado final.

También participaron otros clubes: General Paz Juniors y Talleres. Goleadora y valla menos vencida, fueron otros de los reconocimientos recibidos como premio.

Martes 28, febrero de 2012