Carteles, camisetas, publicidades, presentes y otros gestos de tinte festivo aggiornaron un nuevo 8M, pero ¿Todos los días son 8 de marzo para las futbolistas?

Por: Macarena Jorge (Columnista SFF)

El octavo día de marzo suele ser un cliché entre los saludos y la polémica al «felicitar» a la mujer, cuando en realidad es un llamado a la memoria y a la conmemoración. Un día más para no olvidar todos los vacíos, violencias, ausencias y muertes que se escriben en rojo en los antecedentes femeninos. Un nuevo factor agrietante que polariza dos concepciones: quienes no quieren ser «felicitadas» vs quienes dicen «que nada nos viene bien». Cuando hay muchas cosas que aún no están bien. Reivindicar, dignificar y respetar a la mujer dentro y fuera de la cancha parecería que es un fenómeno que sólo ocurre una vez al año. Porque mañana ya no es 8 de marzo, y todo vuelve a la normalidad. ¿Qué tan necesarios son ciertos agasajos cuando las necesidades básicas del fútbol femenino en Argentina son abismales? Los medios, el marketing y clubes no quieren pasar desapercibidos el 8M por una suerte de efemérides más que por una convicción por la igualdad y el respeto: lo demuestran día a día en cada partido de fútbol.

Lejos de grietas, de polémicas, fundamentalistas del «feliz día de la mujer», efectivamente, feliz será el día en que los números de femicidios y feminicidios no existan, al igual que el de las violaciones y violencia. O acaso, ¿Qué tan feliz es pensar que hay más mujeres muertas que días transcurridos en marzo?

Así también, que crezcan las oportunidades laborales en mismos puestos de trabajo y el rol de la mujer también en el centro de la sociedad. ¿Y en el fútbol? Que los porcentajes de mujeres en los medios incremente, al igual que la inclusión en todos los nichos deportivos. Será un feliz día cuando todas las jugadoras cobren, cuando el femenino sea federal, disidente e inclusivo. Cuando las jugadoras jueguen en sus canchas sin reclamarlas como si fueran ajenas, cuando tengan su indumentaria, infraestructura y oportunidad para desempeñarse. Es decir, en el fútbol será un verdadero feliz día para las mujeres cuando, en pocas palabras, sea verdaderamente profesional.

Domingo 8, marzo de 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.