Una ilusión mundialista


El marco social que una selección argentina de fútbol femenino tiene en los tiempos revolucionarios que se presencian es incomparable con el que aquel seleccionado de 1998 pensaría que podría existir. Estaba en juego el primer pase a un mundial frente a México, quién por aquel entonces se llevaría la clasificación.

Por: Milagros Bondanza / Andrés Perez (@solofutbolfem)

Veinte años más tarde un plantel quizás mejor posicionado para encarar tal duelo, volvería a repetir la historia pero esta vez a la espera de lograr cambios en el resultado. Abril de 2018 pintaba esperanza para el elenco argentino, comenzando con buen desempeño en la fase grupal de la Copa América albergada por primera vez en Coquimbo (Chile), histórica era la sede y Argentina no quería quedar a un lado. Con Brasil como “compañero”, rival de grupo y único campeón de la historia de la principal competencia entre seleccionados de América del Sur, la albiceleste nubló su panorama pero pese a tal rival no dejó que los demás propasaran su carrera. A semifinales entro por la segunda llave, un todos contra todos era la manera en la que las mismas se jugarían dando como fin el podio. Argentina no
disfruto de buenos días en el cierre, cosechó tres derrotas y sembró una victoria para así acceder a un lugar en los Juegos Panamericanos 2019 y la posibilidad que hoy nos compete, la de jugar la repesca.

Largos meses de espera transcurrieron para que se presentara la décima edición del Premundial Femenino de Concacaf. Octubre, el mes en que Panamá tomo protagonismo en el foco del fútbol femenino argentino. Coincidencias se presentaron en la primer fase para el conjunto panameño, también compartio ronda con el rival más difícil del torneo internacional, Estados Unidos, selección que ya se perfeccionaba y posicionaba para apoderarse del primer boleto a Francia. En la penúltima etapa, de igual modo que se cuentan los días de la semana fue la derrota que recibió la escuadra tricolor que sin más opciones llego a disputar el tercer puesto. El número dos aún debe estar en el pensamiento de cada integrante de la selección, es el número que marcó el empate y también la diferencia que Jamaica se llevó por penales, cediéndole el cuarto puesto a Panamá y dándole un contrincante a Argentina.

“Es un estilo de juego totalmente distinto al de Jamaica, tienen una gran arquera y juegan más en mitad de cancha, con buen control y juego asociado. Cualquiera de los dos rivales era difícil, será un partido peleado, muy disputado”, DT Carlos Borrello.

Actualmente las redes sociales juegan un papel fundamental para el crecimiento de la disciplina y para que esta tome protagonismo sin importar el género, dejando de lado la condena social que ataca al deporte y que poco a poco se va desparcializando. Luego de “No somos 11, ni 22, somos muchas más.” y de la viralización de fotos en el que las jugadoras hacían el gesto con su mano derecha detrás de la oreja en representación de “queremos ser escuchadas”, desde la página oficial de la Asociación de Fútbol Argentino lanzaron el hashtag #EsHoraDeAlentarLAS como forma de apoyo al fútbol femenino.

El contexto en el que se presenciará el repechaje será muy diferente al de 1998. En aquel entonces ambos encuentros fueron albergados por Argentina, mientras que actualmente se medirán una vez como local y otra como visitante. El estadio de Arsenal, que hoy lleva el nombre “Julio Humberto Grondona”, en honor al ex presidente de AFA, tendrá la grata oportunidad de presentar en su campo el primer juego del esperado repechaje, el 8 de noviembre a las 19:00  hs. Mientras que el 13 de noviembre a las 20:00 hs (local) en el estadio más grande de Panamá, Rommel Fernández, se brindará la continuidad de la repesca en donde Argentina intentará lograr la hazaña de entrar por tercera vez a un mundial FIFA, luego de 2003 y 2007.

No sólo se marcará presencia argentina por ser netamente uno de los equipos disputantes, también se podrá ver en el banco panameño la presencia del director técnico Victor Suarez, quién nació en nuestro país pero fornó su carrera en las tierras del país al que debemos enfrentar.

Si se analizara quien sería el equipo más competente o al que el ranking FIFA ampararia según su posición, la selección albiceleste estaría preferencialmente más apta para competir en un mundial por encontrarse a 29 lugares de diferencia en la tabla general actualizada este año.

Con capacidad para 18.300 personas y ya con entradas agotadas, en el “Viaducto” se marcará la historia para el fútbol femenino por ser la primera vez en reunir a tal cantidad de simpatizantes argentinos que emitan su apoyo a la disciplina. También se contará con gran cobertura de los medios de comunicación y se podrá ver en vivo por TyC Sports.

Fotos: Gentileza www.afa.com.ar
Domingo 4, noviembre de 2018