NOTA // Florencia Quiñones, jugadora San Lorenzo de Almagro (14 de marzo 2017)


“Para todas las que estuvimos en ese campeonato, fue un orgullo haberlo ganado. Recuerdo mucho el partido con Brasil (Juegos Odesur Chile 2014), sabíamos que era el partido más importante, porque en la final ya teníamos asegurada una medalla”

“La medalla dorada fue la alegría del momento, pero a la larga parece que terminamos perdiendo mucho. Para nosotros fue un empujón anímico enorme. Fue una pena que no fue acompañado por decisiones”

“Por ahí cuando me retire voy a dirigir al fútbol, pero mi deseo es estar al mando de un plantel de fútbol 11. Me gustaría seguir ligada a San Lorenzo por el cariño que le tengo al club”